BLOG

REFLEXIONES SOBRE KAFKA

05-Sep-2013

REFLEXIONES SOBRE KAFKA

Tuviste que cambiar.
¿Y qué remedio?
Te impidió volar tu padre,
te manipuló tu hermana
y se quedó al margen tu madre.
Eras tú el que estaba encerrado
en ese cuarto de la Metamorfosis,
despersonalizándote con cada trasto,
con cada responsabilidad que no te pertenecía.
Te agarrabas al amor,
sólo prendido con una chincheta.
Qué fácil les fue arrancártelo.
Y ahora estás aquí,
en la luna de este escaparate,
reflejando el casco viejo de mi ciudad.
También ahí, muchos tuvieron que cambiar.
¿Y qué remedio?

BONA BALDA