BLOG

Nuevo Museo de La Rioja

22-Oct-2013

El lunes 21 de Octubre, La Rioja va a reabrir su Museo. Es una gran noticia; tras muchos años, ya no recuerdo cuántos, vamos a poder disfrutar de nuevo de un importante espacio que ha sido ampliado y modernizado y que llega, no ya a completar, sino a llenar un desierto cultural al que las circunstancias nos han abocado. La plaza San Agustín llevaba años en el ostracismo: mientras sus aledaños se poblaban de restaurantes, terrazas, bares y el turismo paseaba por las peatonalizadas calles. Problemas técnicos, burocráticos entre administraciones, de financiación retrasaron de modo considerable la finalización de las obras las interminables obras en el Museo y en el edificio de Correos  y, a su vez , el momento en el que esa plaza se incorporase de un modo activo a la vida de la ciudad. Pero ya no importa el por qué, ahora lo realmente importante es que ya tenemos nuestro Museo de La Rioja. Ciertamente tengo curiosidad por ver si todavía rondarán por las nuevas salas del Palacio de Espartero las entrañables sensaciones que invitaban a la contemplación de sus obras y cómo se habrá sabido conjugar la parte del Palacio con la «nueva»; me lo imagino modernizado, con sistemas de seguridad, iluminación y conservación preventiva a la «ultima», con un almacén amplio y en condiciones para las muchas y buenísimas obras que, aunque no se exponen, Mª Teresa y su equipo de investigadores estudian y analizan, conservan y cuidan para que algún día dejen constancia de épocas pasadas, vayan y vengan de exposiciones itinerantes. Surgirán críticas al dinero gastado, ya he leído unas cuantas; respetemos a todos, sin embargo… sinceramente creo que el gasto en CULTURA nunca es suficiente.

Hasta aquí una parte que por motivos de trabajo no pude colgar en la web  a su debido tiempo; así que hoy, martes 22 de octubre el Museo de La Rioja ya ha sido inaugurado; lo fue ayer, y hoy puede visitarse con normalidad. El acto fue sencillo, multitudinario, pero sencillo; unas palabras del Sr. Presidente, otras de su Directora y la visita guiada, que por comodidad fue realizada en tres tandas; yo estuve en la última que fue explicada por el Consejero de Educación y Cultura D. Gonzalo Capellán. No hubo, como se venía diciendo en algunos mentideros donde criticaban el acto inaugural, ni comilonas, ni canapés, ni tan siquiera un «vino de honor», no, pero lo que sí que hubieron son muchos saludos, allí ayer nos encontrábamos muchos amigos, conocidos y compañeros de profesión: historiadores, arqueólogos, archiveros, restauradores, artistas, responsables de la Diócesis, arquitectos, fotógrafos, galeristas …

¿Y el Museo? pues muy bien, gracias. En serio, fantástico. Eleva la categoría de las piezas que allí se exponen: tallas, retablos, piezas arqueológicas y lienzos que antes o no estaban o pasaban desapercibidas,  ahora pueden ser contempladas como se merecen. Mis dudas sobre cómo se habría solucionado el paso de una época a otra, pues muy bien, se ha restaurado la escalera central del palacio, quizás la madera ya no cruje bajo los pies pero está y se siente, disfrutas y te embelesas con las obras expuestas y no sabes a ciencia cierta si estás en lo «nuevo» o en lo antiguo, la clave…en el techo, allí donde hay vigas de madera, Palacio, y donde no, pues entonces nos encontramos con el nuevo edificio. Hasta 28 salas para albergar Arte, un arte que recorre la Historia de La Rioja desde la Prehistoria hasta los comienzos del siglo XX. Es un éxito de todos y de verdad que merece la pena.

 

José Luis Birigay